__________________________

__________________________

23 ene. 2018

MI ESQUINA CALIENTE



El pasado jueves 18 de enero de 2018, me vei en la penosa misión de contestar a varios de mis vecinos de este blog a propósito de la 57º. Serie Nacional de Beisbol, con motivo del juego celebrado la noche anterior donde Las Tunas dio un contundente nocao en pelota a mis queridos Industriales de La Habana. La lluvia y el frío se interpusieron entre mis intenciones y el score.
Lo cierto es que en este final de película se notó un alborotado  despertar de la afición a estadio lleno, tanto en el LATINO del Cerro como en el MELLA de la cuna del Cucalambé. Hoy martes 23 de enero se reanuda la Gran Final del Campeonato entre los “Leñadores” y los “Alazanes” con una ligera ventaja para los tuneros ahora en territorio granmense y además los veo bastante “creciditos” para ser “primerizos” en esta recta final.
Si analizamos, el Base-ball como sport surge en Cuba a finales del siglo XIX en el Palmar del Junto matancero, pero la verdadera afición nace más por publicidad que por deporte. Ya que--cuando yo nací a fines de 1930--dos empresas cerveceras se discutían un mercado aún virgen y decidieron que la mejor forma de vender sus jacarandosos productos era crear el escenario apropiado--El estadio  de “La Tropical” donde se vendiera exclusivamente la cerveza del mismo nombre y el de “La Polar” para los amantes de los ¡gooooles!.. Como yo era chiquitico y del mamey, a mi me compraban respectivamente o la “Maltina Tívoli Vitaminada” o la “Trimalta Polar”… Que conste, no recibo estipendio alguno por dicha mención, porque ambas desaparecieron con el Gran Stadium del Cerro—o sea mi querido Latino.
Hoy vemos que no hace falta ningún líquido espumoso para hacer dinero fácil. Basta con el mercado de talentos del deporte para llenar estadios y de nuevo Europa se nos adelanta con el Barcelona y el Real Madrid—no son los únicos, pero sí los que más suenan—según el viejo proverbio catalán de… “…!Barcelona is bona si la bolsa sona… Pero tanto si sona como si no sona…Barcelona is bona!
Por entonces existían varias ligas en Cuba: Profesional, Amateur, Semi-pro, Azucarera y hasta una que causó revuelo cuando debutó en la capital: La Cuban-Mining de la región oriental. En la Profesional solo había cuatro equipos donde jugaban tanto peloteros cubanos como yanquis: Habana, Almendares, Cienfuegos y Marianao, Mientras los alacranes eran azules, los leones de la Habana por entonces eran rojos y cambiaron de color con su profesión: Hoy son industrialistas.
Pero volvamos a fines del 2017: Casi en todo ese último año sufrimos juegos con horarios diurnos y estadios casi vacíos—apatía contrastante con las esquinas calientes por todos lados—además de un calendario bastante apretado y resbalones producto del fango acumulado por las frecuentes lluvias, que provocaron cierta frialdad en la afición, pero llegó la final y con ella los esperados refuerzos de los equipos eliminados.
Lo mismo ocurrió con nosotros los caricaturistas: En el siglo XIX eran tan pocos, como la propia prensa colonialista. Con la propaganda litográfica en la industria tabacalera, aumentó un tanto la demanda, pero apenas se destacaron dos cubanos-- Torriente y Castellanos--y un español Don Patricio de Landaluce.
Con la República mediatizada por los yanquis no surgieron muchos artistas de la sátira: A lo sumo un trío de lujo que trascendió: Blanco, Massaguer y el valenciano Valls. De los tres solo uno nació en La Habana: Total 2 x 1.
En el transcurso de la seudorrepública ocurrió otro tanto: Massaguer era de Cárdenas, Abela de San Antonio, Adigio de Santiago de Cuba, David y Her-Car de Cienfuegos. Los de la capital se limitaron a cuatro: Kuchilán, Rafael Blanco, Fornés, y Horacio. Quiero hacer constar que es un listado incompleto, pues no hemos contabilizado los que se fueron del país tras el triunfo de la Revolución—también en desventaja--. O sea que en esa primera confrontación la capital perdió por estrecho margen: Cinco a cuatro.
El triunfo del Primero de enero de 1959 marcó la diferencia: Comenzamos el recuento con el semanario PALANTE  : Alben vino de Caibarién,  Betán de Matanzas, Alexis de Baire, Nuez y De Armas de San Antonio de los Baños, Pime y Chevo de Niquero, Guerrero de Bauta, José Luis de Aguada de Pasajeros, Quintana de Holguín, Milán de Santiago de Cuba, Pitín de Ranchuelo, Pecruz de Consolación en Pinar de Río, Val de San Nicolás de Bari, Felo y Gaspar de Manzanillo, terminando con Wilson de Guantánamo. La capital aportó solo a este mortal Blanquito, Arístides, Alba, Lloró, Ñico y Rosen. Total: 17 por 6.

Del juvenil dedeté contamos a sus fundadores: Ajubel de Sagua la Grande, Carlucho de Cárdenas, Migue de Cienfuegos, Manuel de Matanzas, Renecito de Sancti-Spiritus, y Tomy, de donde el diablo dio las tres voces: Barajagua. El único nativo cuando ellos llegaron a la capital era Ardión. Por lo cual aquí el equipo azul de los industriales también perdió 6 a 1.
Si a todos estos desafíos contamos el fenómeno ocurrido con “EL melaíto” en Las Villas allá por los años 70. Se amplía mucho más la diferencia en el marcador porque con Pedro, Roland, Linares, Janler, Martirena. Como si fuera poco al “Chispa” se le encendió el sinónimo y junto a Zuki, se fueron a pescar ”La Picúa” a Cienfuegos. Total, serían agregar  un 7 por 0 contra la capital, ya que Panchito, pasó a las “Grandes Ligas” hace bastante tiempo. Si falta algún colega por agregar, por favor que nos lo haga saber. Además, no hemos incluído otras publicaciones para niños y jóvenes que se especializaron en la historieta o los dibujos animados, porque la diferencia sería mucho más abultada.
La sabimetría deportiva aplicada en estos “numeritos” de la sátira cubana surgío tras el análisis—al duro y sin guante--de los leñadores repartiendo leña a los leones en el Latino, pero lo que pasó después con los campeonísimos alazanes, da que pensar. Hoy se reanuda la serie… En serio—no me arriesgo a vaticinio alguno. El terreno dirá la última palabra y como dirían nuestros colegas del micrófono beisbolero…”Esto no se acaba hasta que se acaba.…”


Como de todas formas lo cortés no determina lo valiente--sin saber aún el resultado final--deseo dejar constancia de mi impresión con una imagen de mis vecinos de la Capital rindiendo honores a los pioneros de Las Tunas en éste su colosal debut, sin saber qué pasará en los terrenos de Granma.

12 ene. 2018

¿DÓNDE SINO?



El primer sábado de este año 2018, en el programa de televisión “23 y M” ¿Dónde si no?, la musicalísima Edith Mazola nos sorprendió una vez más. El subrayado es nuestro porque la recuerdo desde sus inicios en el Teatro Musical de Virtudes y Consulado, en el barrio de Colón, a solo tres cuadras de donde yo hacía también mis pininos en el diario EL MUNDO, primero de linotipista y a partir de la nacionalización revolucionaria en 1960, como caricaturista editorialista, cuando ella aun no había nacido.

Esta introducción--en el mejor sentido de la palabra—se debe a un éxito suyo por partida doble: Entrevistar a dos personas que se las traen: Ambos políglotas, revolucionarios y jodedores:

 Argelio Santisteban, nacido en Banes, provincia de Holguín, en 1945--el mismo año en que yo celebraba mis 15 en Luyanó barrio obrero de la capital—él me  ganó por puntos en el periodismo revolucionario porque ”pinchó” en MELLA, BOHEMIA, EL MUNDO, TRABAJADORES Y TRIBUNA. Lo cierto es que, además de todo eso y sus amenas tertulias vespertinas a dúo  con el historiador y podólogo Rolando Aniceto en los portales del Hotel Inglaterra, se ganó además el título de “tertuliano”.

Con el tiempo y un ganchito Argelio se convirtió en un políglota consuetudinario, pues a partir de 1985, parió para la Editora de Ciencias Sociales, una tonga de cubachismos que recogió bajo el título de ”El habla popular cubana de hoy”. Hijo bastardo de otra obra de arte—la edición póstuma del maestro Fernando Ortiz, pues la idea de su “Catauro de cubanismos” apareció por primera vez en 1923—cuando el hijo ilustre de Banes no existía aún—y la edición póstuma que tengo en mis manos data de 1974 gracias a la editorial Ciencias Sociales.

Ambas dos obras tienen sus antecedentes —y descendientes— en la propuesta de Constantino Suárez (a) El españolito —a quien la intelectualidad de la época satanizó, por haber incluido palabras indecentes, por tanto ambos tres llegaron hasta el tuétano de nuestra idiosincrasia, catalogada por el maestro Ortiz como “el ajiaco criollo de nuestro idioma, formado por el chorizo español y la papaya cubana”.

Sólo quisiera agregar que a cada rato leo la dedicatoria que el hermano y maestro Santiesteban me hiciera en la presentación de su libro:  
“Para Blanquito, con fraternal incondicionalidad, Argelio.

Nota: ¿Sabes lo que es blanquito en mexicano?.”

Han pasado 33 años de aquel cuestionamiento y todavía estoy en blanco o en babia —como prefieran ustedes-- porque dicho vocablo no aparece tampoco en ninguno de los dos volúmenes aquí nombrados.

El otro entrevistado de aquella tarde-noche en 23 y M fue nada menos que Pedro Luis Ferrer, quien guitarra en mano también hizo de las suyas defendiendo no solo su obra, sino su pedigrí familiar en el querido Yaguajay --de músicos, poetas y locos-- pues todos ellos Raúl, Rafael, Rogelio, Rodolfo, etc. llevan en el lomo la marca-- R.F.

Durante años mantuve estrechas relaciones con su tío Raúl Ferrer. Se sabe que a partir de la Jornada de la Alfabetización en 1961, como Viceministro de Educación acuñó la frase-- QTATA al cuadrado—que traducida al cubaneo quiere decir “Que cada analfabeto tenga su alfabetizador y que cada alfabetizador tenga su analfabeto.”

Varias veces acompañé al maestro en sus escapadas a Yaguajay. De ahí que me relacionara con él y con toda su familia, con su pedigrí, pero sobre todo con su sentido de la pedagogía:”Lo que se aprende jugando nunca se olvida”. De ahí sus numerosas anécdotas en la escuelita rural del central Narcisa, donde compartió el pizarrón nada menos que con Onelio Jorge Cardoso, por tanto no es de extrañar que en este ambiente surgiera el “Romance de la niña mala”.

Con estos antecedentes poéticos, pedagógicos y musicales, es natural que dicha entrevista sabatina del Canal 8, terminara con Pedro Luis, su música y su guitarra al ritmo de “La vaquita Pijirigua”.

 ¿Con qué se apeará ahora el sobrín? Toma la guitarra entre sus manos y decide hipotéticamente parodiar a esos que la Tierra les queda chiquita, alquilan una parcela en la Luna y se lanzan al espacio exterior. Tienen dinero, fortuna, y recursos pero el idioma les queda grande, suben al cohete, en el apuro pierden el habla y se les queda en La Tierra como un paquete más… Alunizan, pasa el tiempo y… de pronto comienzan a cantar…

“Unmé, dosmé, tresmé, cuatromé, pero sincomé, no se puéviví”.

Felicitaciones a ambos tré: Edith, Argelio y Pedro Luí. Pero ahí mismo me fui a comé antes que empezara el noticiero en la tevé.

25 dic. 2017

MI PERS0NAJE INOLVIDABE (10)


Como en anteriores propuestas, se trata de un juego interactivo, donde debe primar la equidad pues la competencia es entre usted y usted mismo: En cinco capítulos le ofrecemos datos de la mujer o el hombre en cuestión. Entonces hay una pausa para que el lector trate de identificar al personaje. De no ser así, a continuación daremos otros cinco detalles del protagonista pero fuera de competencia, pues usted debe considerarse derrotado. Como ven, la honestidad también participa en este duelo.
…………………………………………………………………………………………
1)          Sus primeros 20 años (1915-1935): Dicen que hijo de gato caza ratón, de ahí que no resulte extraño el hecho de que el primogénito de José Manuel y Dolores, en Sagua la Grande, y nacido el 30 de junio de 1915, a la larga heredara la vocación periodística paterna… La niñez del inquieto Bebo transcurrió a raíz de la famosa Danza de los Millones. Pero a las vacas gordas hijas naturales de la Primera Guerra Mundial, siguieron el tiempo muerto y las  vacas flacas del  Machadato. En consecuencia: Pobreza, hambre y desolación en los bateyes de la rica región villaclareña.
Por tanto no es raro suponer que el hijo de aquel sagüero convertido ahora en director del diario local, decidiera unirse a la Juventud Comunista. Es por entonces que, en 1933, lo sorprende el fallecimiento de sus padres y un año más tarde se traslada a La Habana para matricular la carrera de Medicina como interno en los pabellones del Castillo del Príncipe. Es entonces que a la caída de Machado lo sustituya otro gobierno de facto--el concubinato entre Batista y Mendieta--por lo que el joven rebelde se incorpora a la Huelga General de 1935 reprimida a sangre y fuego por el régimen. En consecuencia: El Tribunal de Urgencia de Las Villas dicta contra él sentencia de muerte.
2)          Sus segundos 20 años (1935-1955): La guadaña venía volando bajito, pero la oportuna intervención de las autoridades políticas—entre ellas el (URC)— hizo que le fuera conmutada dicha pena por la de cadena perpetua. Su reclusión  en aquel infierno del “Presidio Modelo” en Isla de Pinos lo marcó para siempre. Una vez más el destino se interpuso en 1938. Ante la disyuntiva de reanudar la carrera de medicina con esos tres años perdidos, y la necesidad urgente de servir a las causas del proletariado decide interrumpir la primera para iniciar la de Leyes. Al titularse en 1942, comienza una larga y fructífera carrera a favor de las más justas causas obreras en la  provincia de Villa Clara, recibiendo además la influencia de otros profesionales del derecho como Juan Marinello y Carlos Rafael Rodríguez. Fue tal su fama que a partir de entonces, tanto por su eficacia como por el carácter gratuito de algunos litigios, a la larga llegó a ser conocido allí como “el abogado de los pobres”. Pero no se dejó encasillar, nunca abandonó la vocación paterna por el periodismo, que incluyó la poesía y hasta la caricatura, llegando a convertirse en corresponsal del diario HOY (Órgano Oficial del PSP en Las Villas). Esta etapa bautizada satíricamente por Raúl Roa como “…La revolución del 33 que se fue a bolina” se extendió hasta el Golpe de Estado de Batista el 10 de marzo de 1952.  El surgimiento de la Generación del Centenario, y la insurrección armada del 26 de Julio lo encontró siempre al lado de las más justas demandas del pueblo cubano. Por tanto esa vertical posición era conocida y estrechamente vigilada por el SIM, el BRAC y otros organismos represores, pero él se movía con suma astucia.
3)          Sus terceros 20 años (1955-1975): Sin abandonar su profesión incursionaba por la prensa clandestina. como la CARTA SEMANAL del PSP y su suplemento humorístico, la revista MELLA. Realizando algunas ilustraciones y caricaturas junto al maestro Virgilio Martínez, quien por entonces  enmascaraba sus trazos bajo la firma de LAURA.
De nuevo fue encarcelado en 1958 y a pocos meses de ser puesto en libertad reinició dichas colaboraciones, mientras la lucha guerrillera se consolidaba en la Sierra y los barbudos se lanzaban a repetir la hazaña de los mambises con la invasión a Occidente, destacándose la heroica ofensiva de Camilo y el Che en su añorada Villa Clara. Por entonces también se recrudecía la campaña de las publicaciones clandestinas entre ellas la ya nombrada CARTA SEMANAL así como REVOLUCIÓN, ALMA MATER y otras, mientras el éter retumbaba por toda la Isla con su heroico… ¡AQUÍIIII…RADIO REBELDE!
Tal vez a partir de ahora sea la etapa más compleja de todas. Con el Triunfo de la Revolución el primero de enero de 1959, aquel inquieto Bebo se había convertido en el abogado de las mejores causas, las cuales cumplimentaba junto a la vocación periodística que corría por sus venas. Es entonces que el propio proceso revolucionario y su imprescindible Reforma Agraria requirieron de un basamento legal convocado por Fidel para crear el  Ministerio de Ponencia y Estudio de las Leyes, con el Dr. Osvaldo Dorticós Torrado al frente, más tarde nombrado Presidente de la República. Entre los abogados llamados a colaborar se encontraba nuestro  personaje incógnito.
4)    A partir de ahora lo encontramos desenvolviéndose en un plano más complejo aún. Corrían los primeros años de la Revolución y como represalia a la Reforma Agraria de 1959, el Imperio movió sus peones. Respondimos con La Operación Verdad, y como consecuencia, ese mismo año  se creó por el Che la Agencia de Noticias PRENSA LATINA. En abril de 1961 sufrimos la invasión de Playa Girón en la cual participaron activamente tres sacerdotes enemigos del proceso revolucionario y es entonces que a nuestro personaje le es encomendada la difícil tarea de interceder en la zona próxima al desembarco ante la reacción espontánea de algunos acalorados vecinos en Colón y Jaguey Grande, quienes reaccionaban colocaban letreros y banderas en algunos templos religiosos de zonas aledañas.
Un año más tarde simultáneamente con la llamada Crisis de los Misiles en octubre de 1962, nuestro protagonista es nombrado Director General de la Agencia Internacional de Noticias PRENSA LATINA, convirtiéndose en el primer cubano con tan alta distinción, sólo precedido por el argentino Ricardo Masetti y el español Fernando Revueltas. La situación del país se presentaba más compleja aún: Sutiles y crueles métodos como la conocida Operación Peter Pan--pérdida de la patria potestad de los hijos por el Estado—y la otra a raíz del anuncio de la nacionalización y gratuidad de la enseñanza en Cuba, que afectaba a las lujosas y exclusivas instituciones educacionales, dando lugar al éxodo de religiosos. Recuerdo la intervención del prestigioso padre Guillermo Sardiñas, Capellán de los barbudos de la Sierra--donde obtuvo los grados de Comandante--ahora viril y sereno ante las cámaras, vistiendo el hábito color verde-olivo en el programa de la televisión “Ante la prensa” cuando le salía al paso de la Carta Abierta que los obispos cubanos dirigieran a Fidel… Personalmente el padre Sardiñas se presentaba en el programa para refutar esa provocación dado que… “Dicha carta abierta que todo el mundo ha leído, fue repartida antes en secreto, para hacer creer que el último en conocerla sería su propio destinatario…”
5)      (Sus últimos años hasta 1993). La repercusión de tales desmanes entre otros de igual signo hizo más tarde que la Santa Iglesia interviniera enviando al  Monseñor Zacchi como Encargado de Negocios del Vaticano en sustitución del Nuncio “Luigi” Centóz, quien había mantenido estrechos lazos con el gobierno de Batista y apoyaba la disidencia contrarrevolucionaria. Esto tuvo mucho que ver con la postura de nuestro personaje y marcó un giro total hacia el entendimiento y la normalización de las relaciones con la Iglesia.
Por otra parte fueron múltiples las campañas del Imperialismo Yanqui contra Cuba. Mientras aquella provocación ocurría ante las cámaras de televisión, otras acciones se realizaban en las sombras como los atentados a nuestros dirigentes y el cerco que por entonces EE.UU. establecía contra la Agencia de Noticias que él dirigía, asaltando o cerrando corresponsalías. Sin embargo, el convencimiento de la necesaria tolerancia recibida desde niño en su hogar, sin abandonar su militancia política partía de la influencia recibida de apóstoles como Martí y Félix Varela.
En ésta, su última etapa de revolucionario integral, veremos a nuestro héroe, en otras funciones impensadas--como representante del gobierno—en la  reunión propiciada por el padre Ignacio Biaín, sacerdote franciscano y el secretario de la Nunciatura, Mons. Zacchi. Acto que marcó un giro en el desarrollo de nuestras relaciones entre la Revolución y la Iglesia.
…………………………………………………………………………………………………
Como en anteriores ocasiones, hasta aquí concluyen los cinco apuntes biográficos de nuestro personaje histórico. Como han comprobado los hemos dividido en cinco bloques de unos 20 años per cápita, sin embargo el último de ellos (1975-1993) queda inconcluso pues nuestro héroe fallece precisamente el 29 de marzo de dicho año. …………………………………RESPUESTAS……………………………………………
1)          Se trata de un personaje que por lo datos aportados resulta difícil de encasillar. Vine a conocerlo personalmente al triunfo de la Revolución, cuando el Imperialismo y sus marionetas trataban de revertir el proceso revolucionario a partir del Primero de enero de 1959, en mis contactos con la revista MELLA primero y entre los fundadores de PRENSA LATINA poco después, ya que ambos practicábamos el humor gráfico y hasta intercambiábamos materiales de dibujo. Mi presencia en dicha agencia de noticias como dibujante fue tan impactante como meteórica—de septiembre de 1959 a octubre de 1961—cuando se funda PALANTE Y PALANTE. Por entonces nuestros encuentros allí eran frecuentes.
2)          Nos referimos al compañero José Felipe Carneado quien durante la celebración del Primer Congreso del PCC, fue elegido miembro del Comité Central, reelegido en el II Congreso de 1980, mientras que en 1985 presentó su tesis sobre la política de la revolución en relación con la Religión, la Iglesia y los Creyentes. A partir de entonces dicho Proyecto se hizo realidad para todos--religiosos y laicos--es entonces que por Acuerdo del Buró Político se constituye le Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos adscripta al Secretariado y se nombra a Carneado al frente de ella con rango de Jefe del Departamento del Comité Central del Partido.
3)          Hasta aquí hemos hecho referencia a sus relaciones con la Iglesia Católica y otras instituciones eclesiásticas. Lo cierto es que por su carácter ecuménico, trato afable y personalidad, fue mucho más allá siendo reconocido por evangélicos, presbiterianos, e iglesias de los más diversos credos incluyendo las de origen africano, que lo recibieron como interlocutor válido para cualquiera de ellas hasta su fallecimiento el 29 de marzo de 1993 a consecuencia de una compleja intervención quirúrgica. Asistentes a su sepelio en el panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, junto a dirigentes del Partido, diplomáticos, amigos, familiares y pueblo en general estuvieron representantes de todas las entidades laicas y religiosas de nuestro país.
4)          Entre esos colegas destaco a José Bodes Gómez, uno de aquellos jóvenes que revolucionaron el periodismo cubano de la mano del maestro Jorge Ricardo Masetti en PRENSA LATINA y que con el tiempo se convirtiera en el historiador de la misma como autor de dos libros antológicos: “LOS AÑOS PRECURSORES” (Memorias de Prensa Latina 1959-1962) editado en el 2009 y el último en este 2017 bajo el título: “DE LA CONFRONTACIÓN AL DIÁLOGO” donde aborda la biografía mínima de José Felipe Carneado, cuya presentación se hiciera en el acto celebrado el pasado verano en un salón de dicha agencia, presidido por la compañera Caridad Diego Bello, sustituta y actual jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos funcionarios de la misma y representantes de cada una de las congregaciones religiosas de nuestro país así como colegas de la prensa y funcionarios de otras dependencias del Partido y del Estado que hicieron uso de la palabra en recordación al querido compañero.
5)          Asistí a dicho encuentro invitado por el propio Bodes para hacer entrega a los organizadores de la actividad una caricatura personal que realizáramos en 1961 al querido compañero José Felipe Carneado, cuya copia presentamos a ustedes para finalizar esta semblanza.

29 jun. 2017

SOCHI: 52 AÑOSDESPUÉS (2 PARTE)



Me parece que de continuar con esta historia, debo ofrecerla precisamente, tal y como se presentó originalmente en el semanario PALANTE de fecha tal. He aquí su presentación:

Apenas perder de vista al Morro--la cartulina iba por un lado mientras mi lápiz cogía otro rumbo. Para suerte mía, el barco no perdía el suyo--tenía una pequeña cabina radiofónica--y yo me había graduado en Radio-Mareo…
Si esto ocurría conmigo, que diré del resto… Jóvenes brigadistas, alfabetizadores imberbes, bisoños maestros voluntarios, héroes del trabajo, macheteros millonarios, campeones del deporte, y hasta combatientes de Playa Girón y la lucha contra bandidos, algunos de ellos de zonas tan intrincadas que jamás habían puesto un pie en las arenas de nuestras playas.
Como es lógico, lo peor transcurrió durante los primeros doce días atravesando el Atlántico, solo acompañados a tramos por bandadas de peces voladores, hasta que desde la popa los cocineros les lanzaban el ansiado cardumen. Después uno se va acostumbrando al meneíto.
Había fiesta a bordo cuando a lo lejos, sobre la línea del horizonte, se divisaba otra señal de vida por el humito de algún que otro barco, tan solitario como el nuestro.
Cuando el “Gruzia” penetró la espesa niebla que cubría el Estrecho de Gibraltar, la melancolía de no avistar señal lumínica en ambas costas solo fue consolada por las notas musicales del maestro Cotán que acompañó muestro gorrión un largo trecho hasta el amanecer.

El monótono paisaje que desde el famoso Peñón nos acompañó por todo el Mediterráneo solo varió al acercarnos a otro estrecho--el de los Dardanelos-- que atravesamos en una soleada mañana turca con la bella Estambul a ambos lados.
El buque hizo escala en Bulgaria, lo que nos permitió caminar por las calles de su capital Sofia y la soleada Varna, recordándonos nuestras playas con las arenas de oro del litoral balcánico bajo un sol fuerte, pero incapaz de calentar las azules aguas del Mar Negro.
Días después continuamos viaje por él hasta la parte rusa y así visitar la ciudad balneario de Sochi, recuerdo también los cantos y bailes típicos en Sujumi mientras degustábamos un típico almuerzo campestre, hasta desembarcar en la histórica Odessa, donde imaginamos ver una vez más el descenso dramático de aquel cochecito por su mítica escalera bajo las balas zaristas del “Acorazado Potiemkin”.
Debo confesar que tanto a bordo como en tierras amigas, gracias a contar con la colaboración de los enviados especiales de la prensa seria cubana como corresponsales de a bordo pude acometer jocosamente la tarea de mantener actualizada la delegación cubana tanto en tierra como a bordo a través de Radio Mareo. 
 Vaya pues mi reconocimiento a Susana Lee, Reinaldo Peñalver, Juan Carlos Santos, el portorriqueño Lamadrid y Mirtha Rodríguez Calderón y hasta el joven cineasta Manuel Pérez, recién galardonado por su mítico “Hombre de Maisinicú” entre otros colegas que se me pierden en las turbulentas aguas del almanaque.
Fue una aventura veraniega entre el Verde Caimán y el Mar Negro, llena de emociones marinas imposibles de describir en detalle, y muchos de sus participantes recordarán, por ejemplo la guitarra insomne de Cotán en noches de plenilunio, el entusiasmo del “Héroe de Playa Girón” Fausto Díaz, al volante de su inquieta silla de ruedas, o un (Caballo de Mayaguara) inmenso en su resistencia a los fuertes platos de la comida rusa, y decenas de ejemplos que harían interminable este recuento.
Con sólo decirles que la inmediatez del noti-diario permitió sesiones de repentismo con jocosas décimas pasadas por agua, orientaciones del bisoño Eugenio Balari al frente de la Delegación. Además se difundieron con exactitud partes meteorológicos reportados por el propio capitán del navío para esquivar ciclones extraviados; divulgación de la cultura, historia, costumbres, e idiomas de los países a visitar, lo que nos evitó muchas penas en tierra firme; advertencias de todo tipo para combatir accidentes a bordo, sobre todo, porque un incendio siempre puede evitarse si se fuma en la popa y con aire a favor. También Radio Mareo se hizo eco de recordar fechas patria como el 26 de Julio, pero nunca abandonó su misión de romper con el tedio de tan largo viaje y reportar bromas y actividades tan consustanciales a nuestra juventud. Entre ellas, informar de asaltos nocturnos a las literas con el propósito de embetunar sueños profundos, o empolvar los ronquidos de ciertas pesadillas.
A tal punto llegó dicha emulación que en cierta ocasión fui víctima de una broma pesada:
A la hora de almuerzo en el comedor, alguien me pasó un aviso de que en cierto camarote me tenían información sobre el paradero de los nueve juegos de dominio acabados de secuestrar para crear cierto rechazo e indignación entre las parejas habituadas al popular juego de mesa.

Al acudir a la cita fui--sorprendido, secuestrado y amordazado--dentro de dicho camarote para evitar que en la transmisión de la tarde, denunciara a los autores que, para demostrar su poderío habían requisado dichos nueve juegos de mesa.
En realidad el verdadero objetivo no era que Radio-Mareo difundiera tal noticia, sino el secuestro del locutor y director de dicha emisora, y en su lugar informar igualmente por una nota deslizada bajo la puerta de la cabina radial, en qué camarote podían todos ir a comprobarlo.
Me pasé con ficha—claro--Pero al frente de una emisora con esas características, no podía perder la tabla; de ahí que todos y cada uno de los oyentes incluidos la tripulación soviética y el capitán de la nave, hicieron cola en el pasillo para fotografiarme amarrado a una silla y amordazado en el centro del camarote.
Como se trataba de una broma, más que un alarde de fuerza, mis seudo-captores decidieron dejarme en libertad después del desfie y junto a mi aparecieron también las fichas escamoteadas.
Por tanto: La acción pudo parodiarse como “En silencio tuvo que ser” pues se trataba más de una broma que un secuestro, peor ocurrió en la vida real y…
Tal vez alguien aun guarde mi foto amarrado y amordazado en dicho camarote para evitar que “Radio-Mareo” denunciara al autor o autores de tal fechoría.
Recuerdo esta anécdota de mi vida con cariño y sin complejo alguno, de ahí que la palabra Sochi me lo rememore.
Sea este mi personal felicitación a estos jóvenes de hoy, quienes esperan ansiosos por repetir tan solidaria y feliz conmemoración en este verano.